FUENTES

 (CUENCA)   

 

 

 

Aquí nació Pedro López de Fuentes, fundador de la ciudad de Los Ángeles (Estados Unidos)

                     

QUINTOS

                       

  
  

En todos los lugares de España se celebran fiestas protagonizadas por los mozos que van a ser reclutados para el Servicio Militar. Existen algunos estudios que intentan adentrarse en el origen más o menos ancestral de esta costumbre. Aquí interesa tan sólo constatar su existencia y no entrar en polémica con nadie.

A lo largo del año destacan tres fechas relacionadas con los quintos:
  
Los Santos Inocentes

El día 28 de diciembre, festividad de los Santos Inocentes, los quintos deben acudir a una Misa celebrada a las 7 de la mañana. Una vez concluida la ceremonia el cura entrega, al quinto de menor edad, la sotana como símbolo del poder religioso. Inmediatamente después los quintos acuden a casa del Alcalde, entregando éste la vara y las llaves del calabozo que simbolizan el poder civil.

Los símbolos de poder deben ser devueltos a las 13 horas de ese día. Hasta entonces los verdaderos dueños del pueblo son los quintos.

Todas las fiestas requieren dinero para su celebración. La forma de obtenerlo esta vez consiste en recorrer el pueblo varias veces, incluso casa por casa para que nadie escape al celo recaudador de los nuevos amos. 

Persiguen con verdadera saña, como era de esperar, a las mujeres, sobre todo solteras, que si son apresadas en la calle serán inmediatamente conducidas al calabozo, del que podrán salir a cambio de un generoso rescate pagado por algún familiar o amigo. 

Se puede incluso pagar a los quintos para que metan en el calabozo a una moza, esté en la calle o escondida en su casa. Ellos deben buscarla y cumplir el encargo. En este caso el rescate siempre debe superar el pago inicial.

Llegado el medio día, con el dinero recaudado organizan una comida para todos ellos y por la tarde invitan a las mozas y a todo el pueblo a un baile, en el que, con toda suerte de artimañas, intentan recaudar dinero para futuras fiestas.

  

Para saber más

"El Judas"

Los quintos se reúnen en algún lugar del pueblo y confeccionan el llamado "Judas", que es un muñeco grande que se construye rellenando con paja un traje de hombre, adornándolo después de diversas maneras para destacar una u otra cualidad del personaje, otras veces ninguna, y sólo se pretendía que pareciese un hombre de verdad.

Por la mañana temprano, antes de hacerse de día se colgaba de un poste en la plaza o del campanario de la ermita, bien alto para que nadie pudiera romperlo. Más tarde, celebrada la Misa era destruido.

Representa como es notorio el ahorcamiento de Judas Iscariote, el que traicionó a Jesús. Y simboliza el triunfo de Cristo sobre el pecado, precisamente el día de Resurrección.

Pero, hoy el simbolismo religioso ha quedado relegado totalmente y la fiesta gira en torno a la confección del "Judas" por los quintos, que normalmente dura toda la noche, y a los comentarios de los vecinos a lo largo de la mañana del domingo.

Esa misma mañana los quintos deben acudir a Misa y asistir a la procesión posterior llevando en andas al Niño Jesús para que se realice el encuentro entre él y la Virgen, su madre

  

Los Mayos

Es posiblemente una de las costumbres más arraigadas. Se celebra la noche del 30 de abril y continúa en noches sucesivas.

El 30 de abril a las 12 de la noche se reúnen en la iglesia los quintos y en la actualidad prácticamente todo el pueblo para cantar el Mayo a la Virgen.

En ocasiones se ha convertido en un verdadero concierto gracias a la generosidad de músicos entusiastas.
A continuación son los quintos los encargados de cantar el Mayo a las Mozas, con él, y de una manera festiva, se iba emparejando a todas y cada una de las mujeres jóvenes del pueblo con algún varón, con mejor o peor fortuna.
Durante toda la noche los quintos cantaban por todo el pueblo los Mayos y la Ronda, ayudados las más de las veces por otros hombres no tan jóvenes.

A la mañana siguiente iban de casa en casa para cobrar el Mayo, entonces descubrirían si habían acertado o no en la pareja.