FUENTES

 (CUENCA)   

 

 

 

Aquí nació Pedro López de Fuentes, fundador de la ciudad de Los Ángeles (Estados Unidos)

                     

Origen e historia del pueblo de Fuentes

                       

 

Heliodoro Cordente (Artículo publicado en el Diario de Cuenca,12 de julio de 1980)

"El origen del actual pueblo de fuentes hay que buscarlo a partir de la conquista de Cuenca por las tropas de Alfonso VIII, en el 1177, y de su avance repoblativo hacia levante, si bien es verdad que ya este lugar había sido habitado por generaciones anteriores, según se manifiesta mediante los restos arquitectónicos hallados en la zona, tales como hachas de piedra y diversos objetos de diferentes épocas. En el paraje llamado la Hoya del Tormo, fueron encontradas varias sepulturas que se clasificaron como necrópolis ibérica. Además, en el término de Fuentes, existe un importante yacimiento ibérico, hecho que ha sido confirmado por el señor Osuna, director del museo arqueológico de Cuenca.

Sin embargo, el núcleo principal que dio origen a la población actual fuenteña se centra en la fortaleza musulmana que se alzaba sobre el cerro llamado "La malena" y que servía de eslabón defensivo de la extensa cadena de castillos musulmanes que impedían el paso hacia los reinos de Aragón y Valencia en caso de invasión enemiga.

Su existencia se delata por los cimientos que sobre dicho cerro, cuya altitud es de 1.092 metros sobre el nivel del mar, todavía se perciben en su cima, y que hacen imaginar su estructura, además de la cantidad de trozos de cerámica medieval que aparecen en su falda y de los significativos síntomas de derrumbamiento por su parte posterior. Aunque no existen materiales pétreos se debe a que fueron aprovechados para nuevas construcciones.

Esta fortaleza se comunicaba con el cercano castillo del cerro "Talayuelo", también desaparecido, y que de análoga forma, servía de enclave defensivo que protegía el paso hacia Valencia, por la zona de Almodóvar, topónimo musulmán que significa "El Redondo" o "La Hoya", pues en efecto coincide con su ubicación, y con el de Mohorte, corrupción fonética de Monforte o "Monte Fuerte", mientras que por la zona opuesta lo hacía con el de Cañada del Hoyo, todavía en pie, Cañete y Moya, por medio de Atalayas y castillos, cuya presencia se manifiesta en los significativos topónimos que todavía se conservan como "La Atalaya de Cuenca", el cerro "Castejón", el cerro "Castelar", etc, etc.

Conquistada Cuenca por el monarca Alfonso VIII en 1177 y tras su avance hacia Moya, cuya poderosa fortaleza era la llave que abría la puerta del reino valenciano, ordenó la repoblación de los terrenos conquistados con el principal objetivo de reforzar y defender el territorio tomado a los moros cuya despoblación facilitaría un nuevo ataque musulmán.

Los cristianos repobladores, en su mayor parte procedentes de Extremadura, se sintieron atraídos por este lugar que encontraron idóneo para su asentamiento pues la abundancia de agua, fértiles terrenos y numerosos pastos facilitaba allí su estancia, y se instalaron en la misma cabecera del "Río de las Moscas" como así llamaron los cristianos medievales al afluente del Júcar nacido en aquel lugar, según el documento de donación otorgado por Alfonso VIII a la Orden de Santiago y fechado el 1 de octubre de 1177, inmediatamente después de la toma de Cuenca, donde constan los donadíos concedidos que entre otros fueron:

"unum molendini, in tituo moscarum"...(Un molino en el río de las Moscas).

El nacimiento de este río se manifestaba al pie de la montaña donde estaba ubicada la fortaleza mediante unos borbotones, en caños o fuentes (hasta hace pocos años existía en ese mismo lugar una peña por la que brotaban unos borbotones de agua y se le llamaba "El encaño de la Peñona". Esta circunstancia fue el motivo por el que los cristianos medievales llamaron a este lugar "Las fuentes del río de las Moscas" característica que originó el topónimo de la nueva aldea surgida en su contorno.

Sobre el mismo nacimiento del Moscas se construyó un puente, quizá con material procedente de las ruinas de la antigua fortaleza musulmana que erróneamente se le atribuye a los romanos y por el que afluye el cauce del "Reato", zanjado por las intermitentes aguas de los barrancos formados por el valle existente entre los cerros Yesares-Castellar y San Andrés-Alto de las Praderas, como son: El Cobachillas, del Pueblo, Motilla y de la Fuente de la Vieja, que inundan e incluso desbordan dicho cauce en tiempos de lluvias torrenciales y tormentas que ocasionan las clásicas riadas tan temidas por los fuenteños que se extienden a lo largo del valle formado por los cerros San Macario y La Malena en el que está ubicado el pueblo de Fuentes.

La aldea fue creciendo y prosperando hasta ser declarada villa independiente por real privilegio en el año 1557. En ella fue edificada la iglesia, posiblemente con el mismo material que el del puente, y en cuya construcción se reflejan claras muestras del románico.

Esta villa fue la cuna del fundador de la ciudad de Los Ángeles (Estados Unidos), llamado Pedro López de Fuentes..."