"LO HUECO" FUENTES (CUENCA)


Sobre "Lo Hueco" existen ya una gran cantidad de noticias publicadas en distintos medios de comunicación. Muchas de ellas están recopiladas en esta Web. Pretendo aquí resumirlas, según su aparición, para hacernos una idea clara de cómo se ha ido desarrollando la excavación y qué está aportando al mundo de la paleontología.


El 8 y 9 de junio de 2007 varios medios de comunicación recogían la noticia. Las obras del AVE han permitido descubrir un nuevo yacimiento paleontológico en Fuentes (Cuenca) de más de 60 millones de años de antigüedad.

  

El yacimiento fue descubierto el pasado 21 de mayo con motivo de las obras del AVE que se están llevando a cabo entre Madrid y Valencia. Se encuentra a un kilómetro y medio del municipio de Fuentes, en las cercanías de Cuenca capital. Los indicios apuntan a que puede tener una importancia similar o incluso superior al yacimiento del cretácico inferior de "Las Hoyas", situado en la Serranía de Cuenca. Puede incluso cambiar conceptos paleontológicos que se tenían establecidos hasta ahora.


A finales de junio de 2007, 14 paleontólogos, con sus respectivos equipos, procedentes de cuatro universidades (Autónoma y Complutense de Madrid, de Zaragoza y  de Alcalá de Henares), realizan una excavación intensiva en el yacimiento de Fuentes (Cuenca) con el fin de delimitar su extensión y determinar su importancia. Tienen la intención de que la excavación termine en el plazo de 40 días.

 

José Luís Sanz lleva a cabo la dirección científica de la excavación, ayudado por otros cuatro codirectores: Francisco Ortega, Fernando Escaso, Fátima Marcos y Mauro García Oliva

  

De momento, los trabajos se centran en la excavación intensiva, en la que se hará una prospección de 5.000 metros cuadrados a base de unas 300 catas de carácter superficial, de dos por dos metros y una profundidad de 40 centímetros cada una, que es el esquema clásico de la excavación. Posteriormente, se elaborarán los informes pertinentes y se abordarán los lugares de excavación en profundidad ya que, según las previsiones iniciales, se calcula que el yacimiento tiene entre 1,5 y 2 metros de profundidad.


El 12 de julio de 2007 durante una visita al yacimiento, la consejera de Cultura, Soledad Herrero, manifiesta: “queremos que este yacimiento sea un referente en el mundo de la paleontología”. Algunos de los restos que la consejera ha presentado son un fémur de dinosaurio, una vértebra de cocodrilo o fragmentos de tortugas.

 

A la espera de lo que determinen las primeras investigaciones, el yacimiento paleontológico "Túnel de lo hueco", que así es como se denomina, podría ser considerado el quinto yacimiento de España en importancia, por detrás de los existentes en Laño (Burgos), Chera (Valencia), Tremp (Lérida) y Arén (Huesca).

  

La peculiaridad del mismo es que los restos encontrados datan del Cretácico Superior y se estima que tienen una antigüedad aproximada de entre 80 y 65 millones de años. Esta época coincide con el proceso de extinción de los dinosaurios, por lo que el yacimiento tiene un gran interés científico (ya no son sólo 60 millones de años).

 

En julio el yacimiento es bautizado por los científicos con el nombre de "Lo Hueco". Quinto de España en importancia.

 

Por estas fechas (julio) hay 26 personas trabajando en esta excavación de urgencia que comenzó el 25 de junio y se prolongará durante 40 días. De este modo, hasta el próximo 4 de agosto, se habrán realizado cerca de un centenar de catas con el fin de evaluar la riqueza de los fósiles, así como su grado de conservación y su diversidad faunística. Hasta el momento, en las 35 catas que se han realizado, se han descubierto restos pertenecientes a dinosaurios saurópodos del grupo de los titanosaurios, típicos del Cretácico Superior.

 

Una de las singularidades de este yacimiento es el buen estado de preservación de los restos fósiles descubiertos, con huesos que conservan perfectamente su estructura. El yacimiento de Fuentes es de gran relevancia, ya que el registro europeo de dinosaurios del Cretácico Superior es relativamente exiguo. Puede que nos encontremos ante una de las áreas más relevantes que se hayan descubierto en Europa Occidental para el estudio de los dinosaurios del Cretácico Superior. 

 

Supuestamente, en ese punto, "Túnel de lo hueco", el trazado debía atravesar sedimentos del Terciario sin fósiles. Sin embargo, tras 17 metros de desmonte, nos encontramos con la sorpresa: algunos de los niveles de margas yesíferas contenían abundantes restos fósiles. Tras el primer análisis se reconoció que los restos correspondían a animales de un complejo faunístico típico del Cretácico Superior y más concretamente del Campaniense-Maastrichtiense (hace 65 a 80 millones de años)

  

Se han encontrado tres tipos de dinosaurios: Saurópodos (Titanosaurios), Terópodos y Anquilosaurios (Tireóforo).

   

Hasta el momento se han encontrado restos de un grupo de dinosaurios  saurópodos llamado titanosaurios (parientes lejanos del genodiplodocus), animales que alcanzaban los tres metros de altura y los dieciocho de longitud, y que podría ser un animal nuevo para la ciencia. Se trata de los típicos saurópodos del Cretácico Superior, parientes más o menos lejanos de los dinosaurios del género Diplodocus, cuadrúpedos que  se caracterizaban por colas y cuellos largos y que eran muy pesados.

  

También,  se han encontrado restos fósiles de otros organismos como pequeños dinosaurios carnívoros del grupo de los terópodos (parecidos al Velociraptor de Spielberg), así como de dinosaurios acorazados del grupo de los anquilosaurios (un tireóforo), cocodrilos y tortugas, que entonces ya eran tal y como hoy los conocemos. Estos animales ocupaban en el Cretácico Superior las tierras de Fuentes, que en aquellos tiempos serían unos humedales. También se han hallado evidencias de la existencia de plantas. Las investigaciones que se llevarán a cabo con los fósiles hallados permitirán reconstruir cómo era el ambiente en el que estos animales vivían.

  

Los restos hallados en Fuentes no son tan grandes y de momento no se puede precisar si son formas nuevas o no, ya que no se parecen al único titanosaurio que hasta ahora está citado en España, un animal de una edad similar llamado Lirainosaurus que apareció en el Condado de Treviño (Burgos). Hay evidencias para pensar que son diferentes de Lirainosaurus, porque en principio tiene un mayor parecido con otros animales de niveles de edad aparecidos en Francia como los del género llamado Ampelosaurus.

   

En agosto de 2007 el yacimiento de "Lo Hueco" en Fuentes (Cuenca) es ya conocido a nivel internacional y sobre su importancia aparecen noticias en publicaciones de todo tipo.

  

Junto a estos tres tipos de dinosaurios, se han encontrado evidencias de cocodrilos y de tortugas, que superaron la crisis generada hace 65 millones de años por el impacto de un meteorito, que provocó la extinción de los dinosaurios. El yacimiento podría ayudar a explicar cuáles fueron las causas de la desaparición de los dinosaurios y por qué los cocodrilos y tortugas fueron capaces de adaptarse mejor al cambio que originó lo que se supone que fue su fin, el impacto de un gran meteorito.

 

El yacimiento se está revelando como un "portento", puesto que las expectativas se están cumpliendo pero en unas dimensiones absolutamente inesperadas, con restos fósiles realmente magníficos y muy bien preservados. Es uno de los pocos yacimientos con dinosaurios de esta edad en toda Europa occidental. Supone una gran oportunidad para saber cómo eran los dinosaurios del Cretácico Superior, muy poco conocidos en general en todo el mundo.


El 31 de octubre de 2007, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, visita  el yacimiento y declara con el codirector del yacimiento, Francisco Ortega, que "Lo Hueco" es el yacimiento más importante de dinosaurios de la Península Ibérica por razones científicas, socioculturales y por razones de didáctica. El tiempo histórico que representa este yacimiento es poco conocido en Europa porque hay pocos afloramientos con este tipo de dinosaurios. "Lo Hueco" es, en número de huesos, el yacimiento más grande de la Península Ibérica. En tres meses se ha superado las colecciones de fósiles de otros puntos de la Península.

 

En octubre, para Barreda y Francisco Ortega, "Lo Hueco" es el yacimiento de dinosaurios más importante de la Península Ibérica.

  

Ortega explicó que se trata de un yacimiento de hace 70 u 80 millones de años y se está trabajando al límite de lo metodológicamente aceptable, unas 80 personas trabajan desde hace cuatro meses a un buen ritmo, y tienen previsión de acabar con la zona que afecta a la obra pública del AVE en un mes más. Los restos fósiles están densamente acumulados en un pequeño cerro que constituye el "cementerio de dinosaurios" más importante del Cretácico Superior de Europa occidental.

 

Tras sólo casi tres meses de excavación, la colección recogida está constituida por más de 8.000 restos fósiles, que precisan de una superficie de almacenaje de casi 1.000 m2 y que representan a todos los grandes grupos de dinosaurios presentes hasta el momento en la Península, incluyendo algunas especies que resultaban desconocidas hasta el momento.

  

Con estos datos, puede considerarse que Fuentes cuenta ya con la mayor colección de restos de dinosaurios de la Península Ibérica. El registro de "Lo Hueco" triplica la diversidad de estas formas conocida en la Península y aporta un buen número de restos craneales de estas formas, hasta el momento inéditos en Europa.


El 16 de noviembre de 2007 el diario "EL PAÍS" destaca que "Lo Hueco" es el yacimiento de dinosaurios más rico de Europa

 

Fernando Escaso confiesa estar maravillado: "Es como un sueño", dice. En un desmonte a unos 20 metros por debajo del nivel original se extienden los restos de ocho dinosaurios, 14 cocodrilos y decenas de tortugas. El coxis, la cola y las costillas de un saurópodo se distinguen perfectamente. Una treintena de paleontólogos, arqueólogos y geólogos trabajan a destajo auxiliados por una treintena de peones para excavar y conservar los restos, cubiertos con gasas para poder transportarlos a un hangar en Cuenca capital. Tres camiones sacaron ayer del yacimiento tres cráneos de dinosaurio prácticamente completos y un fémur de 1,60 metros

 

José Luis Sanz, director científico de la excavación, comenta que hasta ahora los europeos tenían un complejo de inferioridad respecto a los dinosaurios de esta época hallados en América del Norte y que con este yacimiento se empiezan a igualar. "Además, son faunas completamente diferentes, porque estaban separados por megacontinentes". Se ha hallado un esqueleto casi completo (el 70% de los huesos), algo rarísimo salvo en EE UU y China.

 
Encuentran restos de ocho dinosaurios, 14 cocodrilos y decenas de tortugas.
   

Sonia Bueno, alcaldesa de Fuentes comenta que el pueblo, de unos 500 habitantes, debería verse beneficiado por el hallazgo con la creación de un gran centro de interpretación. Sin embargo, lo que más le preocupa es que estaba previsto cubrir el desmonte para que el tren discurra por un túnel y eso impediría mantener las excavaciones en los laterales de la vía donde podrían encontrarse muchos más restos

 

Sanz resalta que se ha encontrado más de un saurópodo (los dinosaurios herbívoros y de mayor tamaño), cuando lo típico es que sólo haya una especie, y que también se han hallado muchos restos de animales desconocidos, todavía sin catalogar. "Es impresionante el estado de conservación", asegura. "Hay esqueletos articulados, por ejemplo un cuello de varios metros con las vértebras unidas y sus costillitas".

 

La zona corresponde a un canal fluvial, una especie de barranco donde los animales se acumularon seguramente por algún tipo de catástrofe. "Podría haber sido una riada", dice Escaso, riada que se registró hace unos 80 millones de años, 15 millones antes de la extinción de los dinosaurios.


El 28 de noviembre 2007 otra vez el diario "EL PAÍS" bajo el título: "El reino de los saurópodos" vuelve a publicar un largo artículo sobre el yacimiento de "Lo Hueco", que resume lo que ya sabíamos hasta el momento y aporta algunos datos nuevos.

 

En el humedal existente hace más de 70 millones de años donde ahora está la localidad conquense de Fuentes, los últimos grandes saurópodos (dinosaurios herbívoros) dominaban una variada fauna, que incluía cocodrilos, tortugas, serpientes y numerosas especies de peces, en un ambiente subtropical de rica vegetación. Nadie se imaginó que iban a desenterrar, en junio y a 20 metros de profundidad, un tesoro paleontológico llamado "Lo Hueco", ya considerado por los paleontólogos españoles el mayor y más rico yacimiento de dinosaurios de Europa.

 

Aunque no se conoce todavía la extensión del yacimiento, unas cuantas campañas anuales de excavación decente permitirán conocer con gran detalle la fauna europea de aquella época, pocos millones de años antes de que se extinguieran de forma muy rápida los dinosaurios. A esto contribuirá que posiblemente la zona cercana a la vía del AVE se salve de ser cubierta y convertida en túnel para el tren, como pedía la alcaldesa de Fuentes.

  
Los especialistas extranjeros todavía no conocen la existencia del yacimiento, para evitar que la excavación fuera objeto de especulaciones y retrasara el proyecto.
 

Los paleontólogos esperan que los gestores del patrimonio de Castilla-La Mancha les proporcionen los medios necesarios para preparar todo el material ya extraído, ahora depositado en un hangar en Cuenca capital, con vistas a su estudio y exhibición pública. Si se suma Lo Hueco a los ya conocidos yacimientos de Las Hoyas (junto a La Cierva) y Portilla (de huevos de dinosaurio, todavía sin excavar), la comunidad dispone en Cuenca de un rico triángulo del Cretácico, una riqueza patrimonial con la capacidad potencial asociada del turismo cultural.

 

Lo que tan entusiasmados tiene a los paleontólogos españoles en general, es que en lo que era un antiguo cauce fluvial y sus llanuras de inundación hay una acumulación enorme de restos fosilizados que probablemente llegaron allí a consecuencia de una catástrofe. Por un lado, los fósiles no están todavía estudiados, por lo que se impone la cautela al evaluar el tesoro, pero, por otro, ya se han visto algunos que no corresponden a nada conocido.

 

Se han encontrado ocho géneros de dinosaurios. Tres de ellos corresponden a saurópodos titanosaurios, grandes dinosaurios herbívoros de unos 18 a 20 metros de longitud; un cuarto es un anquilosaurio, probablemente el pequeño y acorazado Struthiosaurus. También hay restos, mucho más escasos (como dientes), correspondientes a dos géneros de terópodos, dinosaurios carnívoros. Son probablemente dromeosaurios: un dinosaurio de menor tamaño que los anteriores, de dos o tres metros de longitud, ágil, gran depredador y seguramente en la cumbre de la cadena trófica. Y, para terminar, dos ornitópodos: uno es un Rhabdodon y el otro es uno muy primitivo, que no se corresponde, en principio, con la edad del yacimiento. Este último sería un fósil viviente de la época, como el celacanto actual. Además, existe abundante material del cocodrilo alligatoroideo Mustarzabalsuchus y de un galápago. Se han encontrado esqueletos de grandes saurópos en conexión anatómica, o dispersión mínima de restos, lo que permitirá estudios de gran resolución filogenética y paleobiológica.

  

Hasta ahora ya se han encontrado ocho géneros de dinosaurios: Tres saurópodos titanosaurios, un anquilosaurio , dos terópodos y dos ornitópodos

 

Los paleontólogos esperan, entre otras cosas, confirmar o refutar tres hipótesis importantes. La primera, si las faunas europeas estuvieron constantemente dominadas por titanosaurios o si al final fueron los hadrosaurios (los dinosaurios de pico de pato) los dominantes. En "Lo Hueco" no se han identificado restos de hadrosaurios. Por otra parte, se dijo que la diversidad de dinosaurios disminuyó al final de su existencia y que incluso se extinguieron antes del límite Cretácico/Terciario, la frontera geológica de los 65 millones de años, pero en "Lo Hueco", por lo menos, no hay disminución de la diversidad. Todo indica que los dinosaurios disponían de un gran vigor evolutivo cuando de repente desaparecieron. Finalmente, en "Lo Hueco" se han encontrado muchos osteodermos (placas óseas en la piel), asociados a esqueletos de saurópodos. Esto apoya la antigua hipótesis de que los saurópodos titanosaurios poseían estos elementos acorazados.

 

Lo habitual, hallado en los yacimientos de Europa hasta ahora,  es que en la comunidad sólo hubiera una forma dominante de saurópodo. En "Lo Hueco" hay al menos tres formas diferentes y probablemente alguna más. Hemos encontrado esqueletos bastante completos, articulados, series de hasta 10 ó 12 metros, algunas incluso con restos de cráneo, lo que es muy raro porque los saurópodos tienen cráneos muy frágiles.

 

El siguiente paso es poner en marcha al análisis del resto del ecosistema existente en Fuentes hace entre 70 y 80 millones de años, sobre todo los microfósiles, para el estudio integral de la flora y la fauna de aquella época.


¡¡¡El 29 de noviembre de 2007 Barreda promete un parque temático, un museo y un centro de investigación sobre los dinosaurios en Fuentes (Cuenca)!!!

 

El 29 de noviembre 2007 la noticia sobre el yacimiento de "Lo Hueco" aparece en The Times. Este mismo día Barreda promete construir en Fuentes (Cuenca), un parque temático, un museo y un centro de investigación sobre los dinosaurios, al que se quiere convertir en una referencia mundial. Habrá dos estructuras diferenciadas, la científica y la de carácter lúdico y divulgativo. En la parte científica entraría la creación de un instituto de investigación y un museo de dinosaurios dotados de personal, científicos, laboratorios y equipamientos técnicos adecuados, mientras que la parte lúdica consistiría en construir un gran parque temático en el que haya un equilibrio entre información y espectáculo. El yacimiento de "Lo Hueco" es "espectacular", según Barreda, que aseguró que el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha "acogerá la gran mayoría de estos restos, una vez estén catalogados".


En diciembre Fernando Lamata, visita el yacimiento paleontológico de "Lo Hueco",  destacó el interés del Gobierno regional de impulsar este proyecto que revitalizará no sólo esta comarca conquense sino el conjunto de la provincia "al contar con un complejo que atraerá tanto a investigadores interesados en la materia, como a visitantes". Se interesó por los terrenos en los que ya se están trabajando desde la Delegación de la Junta y el Ayuntamiento local para la ubicación de estas instalaciones. También, indicó que se habilitará un nuevo espacio que permita el análisis de estos restos, sobre todo los microfósiles, para el estudio integral de la flora y la fauna de aquella época. Finalmente, reiteró el compromiso del presidente Barreda de potenciar estos descubrimientos desde la vertiente científica y pedagógica, con la construcción de un gran museo y centro de investigación, y la vertiente turística y de entretenimiento, de la mano de un parque de ocio, para aprovechar la importancia del yacimiento y potenciar la comarca desde el punto de vista económico y turístico.

 

El 10 de diciembre de 2007 la noticia sobre el yacimiento de "Lo Hueco" aparece en  NATINONAL GEOGRAPHIC.


Enero de 2008: El yacimiento obliga a introducir una modificación en el proyecto del AVE Madrid-Valencia. La modificación afecta exclusivamente a la zona conocida como "Lo Hueco". El proyecto original recogía la construcción de un falso túnel pero finalmente se ha optado por el sistema de trinchera, es decir el paso elevado con dos taludes a ambos lados.

 

"Lo Hueco" origina una modificación en el proyecto del AVE.

 

La importancia científica del yacimiento de "Lo Hueco" reside en dos aspectos principales: la enorme cantidad y diversidad de restos fósiles que han sido hallados y las excelentes condiciones de preservación de los materiales. No se conocen yacimientos europeos de esta edad que presenten tal diversidad y cantidad de fósiles. 

 

El objetivo principal de la investigación en Lo Hueco puede ser definido dentro del marco de la teoría macroevolutiva. Dentro de este objetivo principal pueden destacarse dos aspectos fundamentales: la variación histórica de la diversidad dinosauriana en los últimos millones de años del mesozoico y el reemplazamiento de faunas que se produce en Europa Occidental durante esta época.


El 3 de febrero 2008, por tercera vez, el diario "EL PAÍS" bajo el título: "La Atapuerca de los dinosaurios" vuelve a publicar un largo artículo sobre el yacimiento de "Lo Hueco".

  

Los titanosaurios eran parecidos a los Diplodocus, sólo que más esbeltos; incluso podían parecer gráciles. Sus patas, más largas y estrechas; el cuello, también. Sorprendente en unos bichos tan enormes y acorazados que medían hasta 20 metros y podían alcanzar entre 20 y 30 toneladas de peso. Eran dinosaurios fitófagos que se alimentaban de arbustos, plantas y hojas de árboles, y poco antes de extinguirse, hace unos 65 millones de años, al final del cretácico superior, se paseaban a sus anchas por un territorio subtropical rico en vegetación y humedales, un auténtico paraíso de saurópodos que hoy es la península Ibérica. En algún momento, los restos de estos fantásticos animales quedaron atrapados en una zona muy definida de aquellas tierras emergidas, exactamente en lo que hoy es la provincia de Cuenca. "Lo Hueco" es como la Pompeya de los arqueólogos; está todo in situ, todo colocado. "Pompeya es al mundo romano lo que "Lo Hueco" es a la paleontología de dinosaurios del cretácico superior en España”.

 

Para que se cumpla la tradición paleontológica –siempre dos días antes del cierre aparece algún resto importante que lo retrasa–, acaban de salir unos fósiles estupendos. “Esto que vemos es una columna vertebral asociada a parte de una pelvis. Y aquello, las vértebras, fémur, tibia, fíbula y huesos de la pata y dedos, posiblemente todos de un mismo titanosaurio. Cuando estén limpios, se montarán en la misma disposición y veremos si realmente pertenecen a un individuo. Tenemos más de una docena de bichos en estas condiciones…”, cuenta Ortega. “Hay hallazgos espectaculares, columnas vertebrales con todo el sacro montado, y más de 60 fémures de titanosaurios”.

 

El equipo de paleontólogos y técnicos (en ocasiones un centenar y siempre rayando en los 80) ha pasado de los sofocantes 40 grados del estío a los 12 bajo cero de noviembre. No ha habido vacaciones, y los horarios han sido de sol a sol.

 

Parece que los titanosaurios, a diferencia de los saurópodos jurásicos –de formas muy pesadas, grandes cuellos y colas–, tenían cuellos y rabos larguísimos, además de patitas delgadas y altas. Podían dar la imagen de un animal un poquito jirafoide, aunque no podrían elevar el cuello como ellas. Eran parecidos a un Diplodocus, aunque en proporción tenían el cráneo más grande. No sabemos si eran de sangre caliente o fría, y su vida no era muy larga. Aunque nadie ha estudiado su longevidad, se la supone similar a la de otros saurópodos adultos de la época que vivían entre 30 y 50 años. Crecían muy rápidamente, podían alcanzar su momento de madurez sexual a los ocho o nueve años. Su carácter es muy evolucionado, y por eso tenían un exoesqueleto que no poseían otros saurópodos. Todo el animal no estaría acorazado, como los cocodrilos, sino que sólo tendría el dorso y zonas laterales cubiertas de osteodermos [placas o escamas grandes y muy duras hechas de tejido óseo]. En cuanto a su defensa, lo más probable es que estuviera basada en su esqueleto externo, que le permitía atreverse con un Velocirraptor; a diferencia del hadrosaurio, que la basaba en la huida, afirma Sanz.

 

Como animales terrestres, los restos de dinosaurios tienen que estar asociados, como mínimo, a depósitos costeros o a lagos y ríos, como ocurre en "Lo Hueco". La península Ibérica, emergida durante cientos de millones de años, ha sido un paso evidente de faunas entre los dos grandes continentes Laurasia y Gondwana. De ahí el paraíso conquense, que los especialistas no creen una excepción en la fauna europea de la época. podemos testar hipótesis sobre la circulación de grupos de dinosaurios en momentos en que la Península se encuentra en medio de una zona evidente de paso de norte a sur”, apunta Ortega

 

Los terraplenes arcillosos que bordean lo que será la vía del AVE, perpendicular al primitivo cauce fluvial mesozoico, muestran dos colores. La parte superior, roja, escasea en fósiles; la inferior, gris, está, casi seguro, repleta de huesos de dinosaurios. “Al principio siempre hay un montón, luego menos, y a continuación empezamos a encontrar huesos grandes articulados. ¿La razón de tantos juntos? Sin duda fue una gran avenida que arrastró y canalizó todos los huesos que encontraba en la cuenca. Luego, esa masa de barro y huesos se extendió en una superficie muy grande que se cubrió rápidamente y quedó sellada. Y ahora se pueden recuperar. En profundidad ya no hay más, pero sí en los laterales del yacimiento, en donde seguiremos excavando. El futuro es prometedor”, asegura Francisco Ortega.

 

"Lo Hueco" es un lugar único en Europa por muchas razones.

 

Los paleontólogos señalan que es un lugar único en Europa por varias razones, y no sólo por la gran cantidad de fósiles hallados, algunos articulados –10 esqueletos casi completos de titanosaurios–, cráneos de cocodrilo, tortugas y otras especies desconocidas. “Hay restos de animales que a priori no habíamos visto antes y otros que no se conocían en la península Ibérica. Son fósiles muy completos y bien preservados que nos permiten entender mucho mejor algunos animales de los que sólo teníamos una idea parcial. Tenemos restos de ocho géneros de dinosaurios, con claro predominio de saurópodos titanosaurios, de los que, al menos, hay tres tipos diferentes. También, dos grupos de terópodos, posiblemente dromeosaurios, de menor tamaño, agiles y grandes depredadores, y un anquilosaurio”.

 

"Lo Hueco" puede confirmar o refutar varias hipótesis. Una, el dominio de los titanosaurios en la fauna europea del cretácico superior. Y el yacimiento nos cuenta que eran los reyes del mambo de los dinosaurios fitófagos. Dos, si es cierta la disminución de la diversidad de los dinosaurios al final de su existencia, hace unos 60 millones de años. Y tres, si los titanosaurios estaban recubiertos de osteodermos, hipótesis que nosotros confirmamos definitivamente. Y es muy llamativo porque están fuera de lo que es el arquetipo del gran animal terrestre acorazado: como un tanque, compacto y sin salientes”.

 

El nuevo yacimiento, a sólo 20 kilómetros del de Las Hoyas y a 30 del de Portilla –todavía sin excavar–, forman un “triángulo del cretácico” de dinosaurios difícil de superar. Las Hoyas es de unos 130 millones de años, y Lo Hueco, de unos 50 millones después. A esto se añade el tercer vértice de Portilla, donde hay miles y miles de fragmentos de cáscaras de huevos de dinosaurio, con toda probabilidad de los mismos saurópodos titanosaurios”, explica Sanz. Este “triángulo del cretácico” se ha convertido en una especie de Rosseta que permite seguir la evolución de los dinosaurios en tres fases diferenciadas. "Lo Hueco" tiene el elemento de atracción, de espectacularidad, que le falta a Las Hoyas”.


El 28 de marzo de 2008, el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Valiente, avanzó que  se está trabajando con una empresa de explotación “de mucha solvencia” y “con experiencia en los grandes parques temáticos implantados en nuestro país y en el extranjero” de cara a la creación del complejo cultural y de ocio que el Ejecutivo autonómico quiere implantar en el yacimiento de “Lo Hueco”. “Queremos saber qué dimensión podemos darle teniendo en cuenta el público potencial que podría visitar estas instalaciones, los costes de explotación o su rentabilidad desde el punto de vista económico, además del social”. Estos trabajos se desarrollan en colaboración directa con el equipo científico capitaneado por los codirectores de las excavaciones, quienes han mantenido ya diversas reuniones de trabajo con el delegado de la Junta en Cuenca. El equipo científico ya ha elaborado un documento base en el que se perfilan las principales características de este complejo.

 

Francisco Ortega señaló que “estamos trabajando a mucha más velocidad de la que es normal en estos casos”, puesto que tan sólo han transcurrido cuatro meses desde que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, anunciara la creación de este complejo y “ya tenemos un proyecto encima de la mesa en el que se habla de espacios, objetivos y funciones”. El codirector de las excavaciones indicó que se trata de “un proyecto muy ambicioso” que estará dedicado al patrimonio paleontológico conquense, basado sobretodo en Las Hoyas, Lo Hueco y Portilla.


El 30 de abril de 2008, La Consejería, a través de la Empresa Pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha, GEACAM, ha sacado a licitación una asistencia técnica para la redacción del “Estudio de viabilidad y puesta en valor turístico, educativo, cultural y científico del yacimiento paleontológico de "Lo Hueco" en Fuentes (Cuenca)”. El presupuesto previsto para la realización del estudio asciende a 127.600 euros. El plazo de presentación de las propuestas finalizará el 13 de mayo y el de ejecución para la realización de la presente asistencia se ha fijado en cuatro meses desde que sea licitada.